miércoles, 22 de agosto de 2007

"No se puede ser tan elegante y vivir..."


¡Está bieeeen! ¡Ardaleth y yo aceptamos baaaarco! En este caso, tradúzcase como: "Aceptamos que estamos completamente obsesionadas con Atsushi Sakurai, el cantante con más maldito morbo sobre la faz de la Tierra". Y es que no me lo neguéis, con ese rostro de rasgos orientales y gestos de vampiro... ¡¡¡MAAAAAH!!!

Atsushi, para quien no lea nuestros respectivos blogs, es el cantante de Buck-Tick, el mejor grupo japonés de rock gótico de la historia.
Por supuesto, Atsushi se merece mucho más que esta cutre entrada de blog que estoy haciendo, así que le cederé el testigo a Ardaleth para que haga uno precioso y explicativo, para que todas nos entendáis.

Pero os daré un pequeño adelanto...


Y, aunque prefiero a Buck-Tick juntitos, sin que sirva de precedente aquí os dejo una joya del proyecto en solitario de nuestro hombre-vampyr, una perfecta, estupeeeenda y trrrremenda (que diría Zidler) canción: Sacrifice.


4 comentarios:

Selerkála dijo...

Jajaja!
Volviendo al tema controvertido de tu blog...: El dia que Karlos aprenda a hacer esa cosa que hace Atsushi con las manos tipo Saruman...Habrá que ponerlo en el Harén también, digo yo!!

;P

rhiwen dijo...

la verdad es que tiene una boca preciosa...

Selerkála dijo...

¡Yodare, yodare, yodareeeeeee!

;PPPPPPPPPP

Anónimo dijo...

Pecas, dame el teléfono de esa elfa que tanto me aprecia, jaja!

Karlos, que cotillea por todas las webs de la rubia