lunes, 7 de mayo de 2007

Mi único rey...


Leónidas siempre ha sido uno de mis personajes históricos favoritos, especialmente desde que oí hablar por primera vez de él de pequeña gracias a Esquilo. Gerald Butler siempre me había parecido un actor muy bueno y bastante desaprovechado generalmente en películas como ese bodrio llamado "El fantasma de la ópera" o "Lara Croft II". Lo curioso es que encima, para más inri, ni me ponían los tíos con barba ni los tíos con músculos... Hasta ahora.


Gerald es, en el día a día, un actor inteligente y un hombre atractivo, con una sonrisa perfecta. Y, como todo buen actor, sabe posar:


Una de sus mejores actuaciones la encontramos en "Beowulf & Grendel", donde además nos regala unos planos de su rostro y de sus ojos que no tienen desperdicio. ¡Así no me extraña que caiga Grendel, su madre y toda Germania rendida!


Una de mis escenas favoritas en "300", aunque en el guión ponga "infierno" y no "Hades" como debiera ser -soy historiadora, asi que sigo "erre que erre" con este tema, je, je- :


Mientras rodaba la película, una foto de promoción para entrevistas:


¡Dios! Parece el hermano no reconocido de Sean Bean...

El tema de la lluvia en esta parte de la película es de agradecer ;) :


Sigo pensando que todos los hombres del mundo mejoran con el pelo largo, mmmh:


Parece salido de un grupo de Viking Metal... ¡Quién iba a decir que después quedara perfecto como espartano!:



He comentado ya lo del temita de la lluvia, ¿verdad? Pues eso... ¡Cuánto nivel y elegancia hechos hombre!:



Al natural tiene su aquél también...



Si Tolkien hubiera visto este Beowulf, amén de sus posibles comentarios sobre la adaptación, yo creo que Gerald le hubiera gustado (aunque no de la misma manera que a nosotras, ¡ja, ja, ja!).


Foto ¡MAH!:

Y foto de malote. Pero mejor con un gato, Gerald... ;)


La escena final de "300", con ese rostro emocionado recordando a quien tiene que recordar antes de la lluvia de flechas que lo convertirán en un bello San Sebastián, me emociona terriblemente:


Por su talento, su actuación, su prestancia y decoro, su belleza y gallardía, su mirada que hipnotiza, su cuerpo que parece perfectamente esculpido y recién salido de un friso clásico, su rostro germánico-espartano, su Leónidas valiente, justo y noble y por todo lo demás, Gerald Butler siempre será el único rey al que prometo prestar servidumbre y adoración. Mi rey.
Y en cuanto pueda, conseguiré esa figura de Leónidas y la pondré al lado de la de Boromir en la estantería. ;)

Y a todo esto... ¿Cuándo una película con mr. Butler y Sean Bean juntos? Preparemos los baberos por si acaso... XD

3 comentarios:

Berúthiel dijo...

El único fallo de 300 es que no saliera Sean Bean, uf. Y es que con semejante Leónidas, ¿quién no se hace monárquica?, eso si, pido monedas con los muslos de Leónidas,los mejores muslos de la historia, si señor!me faltan palabras y me sobran babas, pero a este tipo le decía yo aquello de que "no va a ser rápido...pero te va a gustarrrrrrrrrrrrr!!!!!"

Elbereth dijo...

Babeo, babeo...no sabía yo que sin gayumbos de cuero y capita roja este señor era tan estupendo!!!Dios!!En nombre de todas la féminas del harén, Celeb, GRACIAS!! Por semejante trabajo de investigación. Aunque me lo quedo barbudo y aceitado, uhmmm.... Viva el Rey!!!

Selerkála dijo...

Como iba diciendo...Mahhh!

Si señora, ese es un Rey a la altura de sus lacayos. (No va con segundas, que nos conocemos!!)
Toootal,que sí, que Leonidas es la ostia, pero mira, tras ver las fotitos de Beowulf, casi me gusta más en ellas. Y eso que, debo reconocerlo, me recuerda a cierto pamplonés que conocí hace tiempos, que tenía también unos preciosos ojos turquesa...ejem!!
Me callo.
Viva Leonidas!!!!
("Y viva Stelios!!!", dijo una vocecilla aguda...)